miércoles, 27 de enero de 2010

Promiscuos musicales III, Raphael


Ya estamos todos. Tercera entrega de promiscuos musicales y la primera de 2010. Precisamente nuestro tercer promiscuo musical ha grabado duetos con los dos anteriores: con Joaquín Sabina su canción 'Cincuenta años después' y con Alaska varias colaboraciones: 'Divina', 'No puedo quitar mis ojos de ti', 'A quién le importa' o 'Estuve enamorado' entre otras.
Raphael. Él. El mito. El icono. Adorado, vilipendiado, lo amas o lo odias. Siempre excesivo y genial. Es muy grande y está ya de vuelta de todo. No tiene nada que demostrar, sólo disfrutar todo aquello que hace. Y se mete en todos los charcos. Y hace bien, aunque los resultados artísticos sean dispares (no se puede comparar su complicidad con Rocío Jurado que sus últimos múltiples duetos, por ejemplo con Mónica Naranjo, que aunque sean dos grandes voces se ve que falta esa chispa).
Tenemos boom de Raphael debido a la publicación de su disco que celebra sus cincuenta años en la música. Pero lo de grabar duetos viene de lejos. En sus numerosas galas en televisión ha cantado con múltiples artistas, como Rocío Dúrcal, Julio Iglesias, María Dolores Pradera, Manolo Escobar, Celia Cruz o Azúcar Moreno y hasta con un actor como Arturo Fernández. Y en el estudio ha pasado para darse el gustazo con cantantes que figuran en la historia de la música popular y melódica de los últimos 40 años, entre ellos Serrat, Sabina, Miguel Bosé, Paloma San Basilio, Miguel Ríos, José Luis Perales, Víctor Manuel y Ana Belén... Tampoco se amedrenta con los más jóvenes, cantando junto a Alejandro Sanz, David Bisbal, Juanes o Dani Martín, de 'El canto del loco'.
Y aún hay más: duetos con artistas internacionales con Tom Jones, Vicente Fernández, Armando Manzanero, Rita Pavone, Charles Aznavour, Caprice, Adamo, Nacha Guevara, Aída Cuevas y Paul Anka, entre otros. Y con voces femeninas tan dispares como Marta Sánchez, Pastora Soler, Ana Torroja, Jeanette y Montserrat Caballé. Estrellas del pop y de la ópera. Raphael no se corta. Y lo que le queda. Aquí os dejo con un dueto con Bunbury, una combinación curiosa y explosiva. Modernos como Alaska y él lo han reivindicado, contribuyendo a enriquecer su figura y su mito y a abrir nuevos públicos. Entre muchos jóvenes arrasa. Y su próximo proyecto es nada menos que un musical. Y no para. Tenemos Raphael para rato...

video

1 comentario:

  1. Bueno Luis, ¿Qué decir de Raphael? Si, muchos lo criticarán, pero ahí se mantiene, y se mantendrá, es una leyenda de la música española y todo un personaje también, otro de los pocos que hacen lo que quieren y son respetados, pero eso también proviene de su sencillez como persona y de su buen hacer. Raphael es grande, dueto con Lady GaGa ya!!!

    ResponderEliminar