viernes, 30 de octubre de 2009

La vida es la vida


La vida es la vida es el título del nuevo espectáculo de la compañía Teatro Metro de Praga. El Palacio de Congreso de La Línea, mi ciudad, acogió esta obra gratis. La técnica del teatro negro es muy original y se cultiva sobre todo en la capital checa. Sobre el escenario se instala un fondo negro sobre el cual se van empleando distintos objetos, de colores fluorescentes, movidos en la parte trasera por unos actores vestidos de negros, a los que no vemos durante la función.

La obra es bastante sencilla y se compone de una serie de números que me recordaban a sketchs del cine cómico mudo. Arranca con un bebé recién nacido, que va creciendo hasta convertirse en un hombre mayor que está agobiado en un mundo de oficinas. Algunas partes del espectáculo son interactivas. Dos voluntarios, un chico y una chica, subieron al escenario y se prestaron a simpáticas bromas. Con un humor en general blanco y para toda la familia, aunque eso sí con un toque erótico, pero sobre todo desde la ironía, esta obra es una de esas golosinas necesarias en la vida: puro teatro, sencillo, sin complejidades intelectuales, pero de esas obras en las que nos podemos sentir niños por unos minutos.

Al final aparecieron sobre el escenario los actores vestidos de negro y, con la luz encendida, se hizo una demostración de un número anterior, en el que aparecía la silueta fluorescente de un caballo. La técnica de la caja negra fue desarrollada por Georges Méliès, uno de los pioneros del cine, y Stanislavsky. Danza, mimo, acrobacia. Todo con gusto y simpatía. La vida es la vida. Y con ella son cincuenta entradas ya. Gracias a todos por estar ahí. Seguiremos escribiendo. Eso siempre.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Promiscuos musicales I, Joaquín Sabina


Esta entrada sirve para inaugurar una nueva serie: la de promiscuos musicales. Me gusta ese concepto, el de promiscuidad musical, y lo aplico a aquellos cantantes que no tienen prejuicios en cantar duetos y hacer colaboraciones musicales con otros artistas, algunos de su mismo estilo o género y en otras ocasiones con gente muy dispar. Para mi gusto suelen ser los duetos más interesantes, cuando se unen cantantes con talento y sensibilidades diferentes, aunque el resultado suele sorprender.
Podrían haber abierto esta serie otros intérpretes, pero creo que Joaquín Sabina es uno de los promiscuos musicales por excelencia de la música española. Tanto para grabaciones de estudio como para programas de televisión o en conciertos Sabina adora rodearse de gente y su listado de colaboraciones es larguísima. Cantó 'A la sombra de un león' con Ana Belén, versionó su 'Y nos dieron las diez' con Rocío Dúrcal y con Chavela Vargas ha cantado 'Nosotros' y la invitó a cantar su tema 'Noches de boda'. Por citar unas cuantas mujeres.
En el apartado masculino ha compartido su voz y su talento con muchos artistas, desde Javier Krahe en sus orígenes hasta su reciente gira con Joan Manuel Serrat. Menáge à trois incluido: Sabina, Serrat y Peret cantaron 'El muerto vivo'. Algunos de sus duetos clásicos son con Pablo Milanés o Andrés Calamaro. También colaboró con La Vieja Trova Santiaguera. En sus últimos discos cantó la irónica 'Semos diferentes' con Santiago Segura o 'Paisanaje' con Paco Ortega. Una rareza es su versión de 'Princesa' junto a Alejandro Sanz para un programa especial del Séptimo de caballería.
Uno de sus duetos más flojos, para mi gusto, es '50 años después' con Raphael, quien también tendrá su propia entrada en esta sección de promiscuos musicales. Frikadas: su presencia en un vídeo de Raulito, aquel niño cantante que salió hace años y desapareció para siempre. Y hasta tiene un dueto con Carlos Mata, conocido en España por ser el intérprete de la telenovela Cristal! Sólo puede ser recordado en versiones kitsch de qué pasó con. En su nuevo álbum Sabina sigue haciendo de las suyas y comparte tema con Pereza. Tiramisú de limón. Viva la promiscuidad musical y vivan las procesiones que van por dentro!
Os dejo con su dueto con una grande: Rocío Dúrcal.

video

lunes, 26 de octubre de 2009

La piedra de la locura



Todos andamos algo locos (Baudelaire)


En la Edad Media no se conocía el Prozac, pero había otras cosas. Siempre me han fascinado las pinturas del Museo del Prado relativas a la extracción de la piedra de la locura. La pintura flamenca y holandesa, del siglo XV al XVII, trata este tema, que es una sátira sobre los falsos médicos, sobre ideas preconcebidas erróneas, sobre supersticiones que no nos resultan tan lejanas. Curanderos se aprovechaban de los miedos de la gente para operarles y extraerles la 'presunta' piedra que sería el origen de todos sus males. A veces se trataba de meros dolores de cabeza, pero el temor de la gente les movía a ponerse en manos de personajes pícaros, que todas las épocas han existido.


Dando un salto en el tiempo me viene a la mente (con piedra o sin piedra) un reciente reportaje de estos de investigación televisiva (o pseudoinvestigación) en el que se desenmascara a un doctor que había venido ejerciendo durante años la medicina sin título. Muchas personas se han visto afectadas, pero como suele pasar casi siempre cuando se clausura su consulta ya es tarde: mucho dolor y mucho sufrimiento deja detrás suya.


También me resulta curioso en este tema el hecho de pensar que la locura pueda ser una piedra, es decir, algo que entra no sabemos cómo en la cabeza del hombre y que se puede extraer. Si en la Edad Media eran operaciones, pensemos en otras formas más sutiles pero igualmente ridículas en las que hoy día se intenta extraer a la gente sus pensamientos negativos, sus miedos, sus locuras. Yo creo que todo esto forma parte del hombre, es intrínseco al ser humano tener un lado oscuro. Pero como en todos los aspectos: hay que saber controlarlo y que no nos dañe. Tener más fuerza que la piedra, que podamos vivir con nuestra piedra de la locura pero sin que su carga sea demasiado pasada. Sin que se note que todos andamos algo locos, como decía Baudelaire.


El arte medieval es sumamente atractivo y en esta entrada aparece otro loco genial, admirado por el muy católico Felipe II y redescubierto a comienzos del siglo XX por los surrealistas. El Bosco aprovecha para hacer una sátira anticlerical. En el Museo del Prado hay otra representación de este tema, la de van Hemesen, quizás más macabra y realista, pero me quedo con la versión más simbólica del Bosco. Este tipo de obras representan visualmente un proverbio que dice 'Las cosas van mal cuando el sabio va a casa de locos para operarse de su locura'. Y siglo tras siglo esta nave de los locos, que es el mundo en el que vivimos, sigue navegando.


lunes, 19 de octubre de 2009

Voces de mujer, volumen 3

El tercer volumen de la saga vio la luz el 6 de abril. Precisamente la voz que abre este disco falleció por esas fechas: Mari Trini, una fantástica intérprete, cantando a Jacques Brel. Una de las pocas cantantes españolas que se atreve a cantar en francés y lo hace con un gusto exquisito. Y el disco lo cierra un baladón ochentero: Jennifer Rush cantando 'The power of love'.

¿Y entre medias? El descubrimiento del tercer volumen: Bessie Smith, la voz de Labuat, un toque de petardeo (Yo no te pido la luna), veinteañeras USA capitaneadas por Avril Lavigne y una sucesión muy intencionada de Torn y Tre parole. Divas: Paloma San Basilio, Donna Summer. Unas sevillanas populares recogidas por Lorca y cantadas por Carmen Linares. Y no faltan voces líricas: Inva Mula, Birgitte Nilson y hasta una versión alemana del Maquinavaja. ¿No está mal, no? Y como en estas últimas semanas estoy muy brasileño, ya sabéis, os dejo con una brasileña, supercomercial, no tenía ni idea de quién es, pero la conocí casualmente en el inabarcable mundo del emule.


1 – MARI TRINI: Ne me quitte pas
2 – GLORIA LASSO: Luna de miel
3 – INVA MULA: Il dolce suono
4 – BESSIE SMITH: Careless love blues
5 – VIRGINIA MAESTRO: Ya se verá
6 – CHRISTINA MILIAN: From am to pm
7 – CANDICE: Hallo
8 – DANIELA ROMO: Yo no te pido la luna
9 – EDURNE: Despierta
10 – AVRIL LAVIGNE: Hot
11 – SAMANTHA FOX: Nothing gonna stop me now
12 – OLIVIA NEWTON JOHN: Xanadú
13 – FEDERICA FELLINI: Je t´aime
14 – INMA SERRANO: Ternura
15 – PALOMA SAN BASILIO: Beso a beso dulcemente
16 – BIRGITTE NILSON: Morró ma prima in grazia
17 – LOTTE LENYA – Moritat von Mackie Messer
18 – MICHELLE TORR: Une vague bleu
19 – MARISOL: Tu nombre me sabe a yerba
20 – CARMEN LINARES: Sevillanas del siglo XVIII
21 – ROSARIO: Los tangos de mi abuela
22 – RAQUEL HERNÁNDEZ: Fusil contra fusil
23 – ASTRUD GILBERTO: Agua de beber
24 – JOCELYN BROWN: Somebody else´s guy
25 – NATALIE IMBRUGLIA: Torn
26 – VALERIA ROSSI: Tre parole
27 – RUTH MARLENE: Mexe mexe que eu gosto
28 – AURORA BELTRÁN: Fiesta
29 – DONNA SUMMER: Last dance
30 – JENNIFER RUSH: The power of love
video

Pastora Soler en La Línea



El 3 de octubre la cantante sevillana Pastora Soler actuó en el Palacio de Congresos de La Línea. Fue la segunda vez que la vi, ya que en 2005 ya estuvo en un concierto veraniego en el estadio Municipal interpretando algunas canciones de su llamado pop-flamenco. Una pincelada de una cantante que siempre me ha gustado, aunque en el Palacio de Congresos tuvo la oportunidad de presentar su último espectáculo, 'Bendita locura', en el que celebra sus 15 años en el mundo de la música.
Pastora ha madurado y ha ido evolucionando de otra cantante de pop-flamenco (no me gusta mucho ese término, pero bueno) con ciertas cualidades a una vocalista que no renuncia a su origen, la copla, para ir abriéndose a baladas desgarradoras. En ese palo es en el que más la veo: cantando canciones de amor de rompe y rasga, al estilo de la Jurado. Y sin renunciar a alguna canción más bailable, para ofrecer un espectáculo completo dentro de lo comercial. Pastora Soler cautivó al público y demostró su fuerza en el escenario, ya que tiene un registro vocal amplio. Además se mueve con soltura, derrocha simpatía y comentó que el concierto de La Línea era especial. Esta vez no era un tópico de artista, sino que Soler celebraba su 'despedida de soltera', ya que se casó el pasado sábado.
Cantó sus temas más emblemáticos, algunos bailables como 'Corazón congelado', que sonó muchísimo en 2001 porque fue el tema elegido para la vuelta ciclista a España, otros más desgarrados como 'Bendita locura'. Su popurrí coplero incluyó 'Triniá', 'En el último minuto' y 'Torre de arena', entre otras. Me quedo con dos momentos: su versión de 'Non credere' en castellano, una canción de Mina conmovedora, y su despedida flamenca con 'Qué no daría yo' y 'Una cantaora'. Pastora Soler nos canta 'Sólo tú'. Una cantante andaluza en un ascenso continuo que tiene todas las características para ser una grande. El año que viene se anuncia gira de Pastora Soler, Diana Navarro y Nuria Fergó. Tiene muy buena pinta.

video

Futuros difuntos


El 1 de octubre, día de mi cumpleaños, fui al Teatro Lope de Vega de Sevilla a ver la representación de esta obra, cuyo título llama la atención. ¿Futuros difuntos? Eso seremos todos, pero de momento somos vivos presentes. Eusebio Calonge es el autor de esta compañía de culto. Su director es Paco de la Zaranda, también uno de los intérpretes: Francisco Sánchez. Tres hombres en el escenario: Gaspar Campuzano y Enrique Bustos acompañan a Sánchez. Una obra dura, difícil, pero no excesivamente intelectual ni insoportable, con algún leve toque de humor y un detalle que me llamó la atención: hablada en andaluz, sin forzar, con nuestra forma de hablar natural, algunos giros y expresiones populares.


Parece que estamos en un manicomio. Tres hombres conviven en un espacio opresivo y asfixiante. Acaban de recibir la noticia de que ha muerto la persona que regía sus destinos, el director del manicomio, y entran en un estado de ansiedad, a la expectativa de acontecimientos. Protagonizan escenas entre lo surrealista y lo provocador, entre la revolución y el 'que todo siga como estaba'. Estéticamente utilizan maniquíes y toda la puesta en escena es un homenaje estético a la España pictórica: de Velázquez a Gutiérrez Solana, la España negra con todo lo que implica, hasta una clara evocación de 'Los fusilamientos de la montaña de Príncipe Pío', de Goya.


Sirvan estas líneas para evocaros mis emociones ante una obra difícil, dura, inquietante, pero siempre necesaria: hay que mirar la cara más frívola del hombre y también la más profunda. Todo es compatible. Al principio me costó un poco entrar en la dinámica de la obra, pero luego fui descubriendo a personas inmensamente humanos en su locura. Y entre tanta negrura y tanto caos... algo habrá de esperanza. Futuros difuntos... pero mientras tanto vivos y muy vivos.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Iguazú



El 14 de septiembre volamos desde Sao Paulo hasta Foz de Iguazú. Esa zona es un punto geográfico muy interesante, ya que se encuentra en la frontera entre tres países: Brasil, Argentina y Paraguay. La ciudad es grande, aunque tampoco destaca por nada en especial y en sus alrededores hay numerosos hoteles y centros comerciales, en una zona también muy orientada al turismo ya que allí se encuentra una de las maravillas naturales del mundo: las cataratas de Iguazú.


Aquella tarde visitamos el Parque de las Aves, con más de 150 especies. Algunas de ellas están en peligro de extinción. Además de contemplarlas en una serie de jaulas también puedes entrar en naves de grandes dimensiones en las que las aves, aunque enjauladas, tienen más espacio. También hay zonas dedicadas a las mariposas y a los colibríes y puedes hacerte una fotografía con algún guacamayo posado en tu brazo. Me llamó la atención lo siguiente: en la zona dedicada a los flamencos había espejos. Y es que los flamencos son unas aves asustadizas y al ver reflejadas sus imágenes creen que se tratan de otros ejemplares de la manada, lo cual les aporta más seguridad y las hace estar más tranquilas. Me resultó curiosa esa idea e incluso se me ocurrió algo parecido para los seres humanos, ¿os imagináis?


El 15 de septiembre visitamos la parte argentina del Parque de las Cataratas de Iguazú, donde disfrutamos de un auténtico día de aventuras: por la mañana nos montamos en una lancha que te acerca tanto a las cataratas que te pones empapado, y por la tarde navegamos por un río con mucha tranquilidad, escuchando los sonidos de la selva y viendo pájaros. Parecía que estábamos en una película, en un universo completamente natural y diferente de todo lo que había visto hasta ese momento. Hizo un día espléndido. Al día siguiente visitamos la parte brasileña del parque, que tiene unas vistas espectaculares, aunque no tuvimos tanta suerte ya que estuvo lloviendo. De todas formas fue una experiencia increíble subir y bajar las pasarelas, ver animales como coatíes o cocodrilos, de pequeño tamaño, o admirar la increíble fuerza con la que caía el agua.


Las cataratas de Iguazú son uno de los lugares más maravillosos que he visitado. Sobre todo me quedo con un momento: contemplando la Garganta del Diablo. Una fuerza de la naturaleza, un prodigio, un milagro, millones de litros por segundo. El agua es vida. La naturaleza nos enseña, es sabia. Me quedo con la mera contemplación estética, pero no puedo evitar pensar en la pequeñez del hombre frente a la grandeza de la naturaleza y a su vez en lo grande que somos siendo tan pequeños. Encima en el tren que nos llevaba sonaba 'Nella fantasia', la preciosa melodía de Morricone para la película 'La misión', que siempre me ha emocionado, así que me vienen ese tipo de ideas y sentimientos trascendentes. Iguazú fascina, emociona, impacta y sorprende. El hombre tiene la obligación y el deber de preservar la naturaleza para las futuras generaciones. El 16 ya regresamos a Sao Paulo y al día siguiente volvimos a España. Los viajes, como las historias, llegan a su final. Pero, como os decía en mi primera entrada sobre el viaje, no somos los mismos que antes: algo, pequeño o grande, nos ha pasado. Siempre quedan viajes pendientes.

martes, 6 de octubre de 2009

Angelique Kidjo en Río de Janeiro



Canecão es el Olympia o el Madison Square Garden de Río de Janeiro. Una sala de conciertos mítica por la que han pasado todos los grandes nombres de la música brasileña y también estrellas mundiales de primera fila. El jueves 10 de septiembre actuó la artista africana Angelique Kidjo. Me sonaba, pero apenas conocía su música, aunque me animó a ir, porque cualquier concierto siempre es enriquecedor y me interesa conocer nuevos estilos. La artista africana tiene 49 años, es de Benín, pasó una etapa en París y actualmente reside en Nueva York.

Para que os hagáis una idea esta sala de conciertos no es un teatro al uso o unas instalaciones de grandes dimensiones. Canecão es una sala de forma rectangular, con el escenario en el centro y una serie de mesas alrededor. Cuando llegas te sientas en tu mesa y puedes pedir una copa o comida a los camareros. No es ni pequeño ni tampoco muy grande, pero te sientes cerca del artista y hay intimidad. Kidjo es una de esas artistas inclasificables, muy creativa, que tiene un repertorio propio y también se atreve con composiciones de otros.

Durante el concierto me gustó sobre todo su fuerza en el escenario, su energía y su capacidad para transmitir. Otro ejemplo más de que puedes cantar en africano, pero te puede llegar una emoción. Kidjo cantó en francés, africano, inglés e incluso se atrevió con un tema brasileño, muy aplaudido por el público. Del pop al blues, pasando por los ritmos de su país. También versionó una canción de los Rolling Stones. El final fue apoteósico, ya que animó al público a subir al escenario, en una explosión de alegría y fiesta, todos bailando y todos felices. Kidjo tiene una presencia llamativa, con su pelo rubio rapado y apareció vestida de blanco. También bailó con mucha fuerza y cautivó a todos los asistentes por su energía y su entrega. Aquí os dejo con un vídeo suyo: Wombo lombo. Como anécdota esta canción la cantan en el capítulo 'Simpson Safari' de Los Simpsons.



video

Río de Janeiro



La ciudad maravillosa. Esta entrada viene marcada por la actualidad, ya que como sabéis el pasado día 2 el Comité Olímpico Internacional designó que fuera la sede de los Juegos Olímpicos de 2016. Y ganó a Madrid en la votación final, ciudad con la que, por cierto, está hermanada. Pero empecemos hablando de la ciudad maravillosa. Allí pasamos cuatro noches, llegamos el lunes 7 de septiembre (muy Mecano) y regresamos a Sao Paolo el viernes 11. Los autobuses interurbanos son comodísimos: muy grandes, con asientos abatibles.



El contraste con Sao Paolo es enorme: nada más llegar ya te das cuenta de que es una ciudad totalmente turística. Si en Sao Paolo apenas ves turistas, en Río están por todas partes. Nos hospedamos en un coqueto albergue, Bonita, en Ipanema, donde se estuvo hospedando en los años 60 el mítico compositor Antonio Carlos Jobim. Como hizo muy buen tiempo, el primer día lo aprovechamos para ir a la mítica playa de Ipanema.


8 de septiembre: subida al Corcovado, donde se encuentra la estatua del Cristo Redentor, una de las siete nuevas maravillas del mundo. La estatua es bonita, pero después de estar viéndola tantos años igual te la esperas más grandes. Yo creo que lo mejor es su ubicación, quizás los votantes premiaron la cara visible, el símbolo de una ciudad que en sí misma es una maravilla. Por la tarde estuvimos en la playa de Copacabana, aunque esta vez no hubo tanta suerte: el tiempo se nubló. Recuerdos de los años dorados, kilómetros de arena y numerosos hoteles conforman una de las playas urbanas más famosas del mundo.


Interesante el día 9 de septiembre. Un ferry nos llevó hasta Niterói, una población enfrente de Río. Los cariocas bromean con que lo mejor de Niterói son las vistas de Río de Janeiro. Allí visitamos el Museo de Arte Contemporáneo, una de las obras más celebradas del centenario arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, uno de los diseñadores de Brasilia. La colección es una pequeña muestra de obras de autores brasileños. Lo más interesante, como pasa con el Guggenheim de Bilbao, es el continente. Un platillo volante se ha posado frente a la Bahía de Río y extiende una pasarela para que se suban los visitantes a introducirse en un museo contemporáneo. Y con alfombra roja y todo. La visita se completó con la fortaleza de Santa Cruz, en la que residen unos 300 militares. Uno de ellos fue nuestro guía en una curiosa visita. Niterói también tiene extensas playas.



Para el 10 de septiembre dejamos la subida al Pan de Azúcar. Una lástima que amaneciera nublado, aunque a mitad de mañana, justo cuando ya terminábamos la visita, salió el sol. Te montas en el teleférico y subes a dos picos distintos. El Pan de Azúcar tiene 396 metros de alturas y, pese a la niebla, también permite contemplar las vistas espectaculares de esta ciudad. Por la noche fui a ver un concierto, al que dedicaré su propia entrada. Y lo bueno se va terminando: el viernes 11 de septiembre visité por la mañana el estadio de fútbol Maracaná, uno de los más grandes del mundo. Puedes ver los vestuarios, recorrer pasillos llenos de fotos de los jugadores brasileños más extraordinarios, de Pelé a Kaká, y también pisar el césped del estadio, para llevarte una panorámica general.


En líneas generales nos llevamos una impresión de Río de Janeiro, visitando los lugares más típicos para los turistas: Corcovado, Pan de Azúcar, las playas de Copacabana e Ipanema. Como nos movimos en transporte público pasamos al lado de distintos barrios, algunos muy populares, y también vi el sambódromo, una extensa avenida vacía que en Carnaval es el epicentro de la alegría. Esta ciudad es maravillosa y única: tiene mar, montaña, bahía, playas espectaculares, un lago y muchos lugares encantadoras. Otra cosa es la violencia, las fabelas, un poco caótica urbanísticamente, ya que es necesario construir túneles para unir unas zonas con otras. Me alegro de que la hayan designado Ciudad Olímpica, para que pueda recibir un impulso necesario. Ah, y también salimos de fiesta y una vez más queda demostrado que los brasileños son los más alegres del mundo.


Nota: Las fotos de la posada Bonita de Ipanema, Cristo Redentor, Maracaná y el símbolo olímpico son mías. El resto, como la mayoría de las que uso en el blog, son de Internet.

Balão Mágico: Juntos

Hace tiempo que no publico nada kitsch, así que ahí vamos. He descubierto por casualidad, en el fantástico universo de youtube, Balão Mágico, un programa infantil brasileño de Rede Globo. A raíz del éxito del programa publicaron varios discos entre 1983 y 1986. Los grupos infantiles son otra de las fuentes inagotables del kitsch, con sus temas propios y sus versiones de éxitos. ¡Qué míticos Parchis por ejemplo! Después de escuchar a cantantes serios y respetados como Gal Costa y Caetano Veloso os dejo con una ración de kitsch brasileño. Un grupo infantil interpreta nada menos que... Juntos, de Paloma San Basilio, otro clásico para bailar cada nochevieja. Por cierto cuando terminó ese programa lo sustituyó una tal Xuxa... y eso ya es otra historia.


video

sábado, 3 de octubre de 2009

Cumpleaños en Sevilla


El 1 de octubre fue mi cumpleaños. Desde hace años tengo la costumbre de celebrar este día fuera de mi ciudad natal, porque normalmente coincide con mis vacaciones. Los 26, 27 y 28 los pasé en Madrid, en cumpleaños inolvidables con mis amigos. La entrada en los 29 también ha sido especial: me fui a Sevilla. Allí pasé jueves y viernes. Es una ciudad que me enamora y una vez más lo hizo. Gracias a mi amigo David. Visité el Museo de Bellas Artes, fui a ver una obra de teatro, a la que dedicaré una entrada propia, y estuve de fiesta en Triana. Sevilla siempre embruja, ya le han dicho de todo, pero se lo seguiremos diciendo. Maravillosa. Por cierto de otra ciudad maravillosa, y flamantemente olímpica, os hablaré pronto.