lunes, 30 de noviembre de 2009

Fin de semana en Córdoba



Este fin de semana lo pasé en Córdoba con mis amigos Marta y Pedro. Lo pasamos genial. En vez de narrarlo cronológicamente prefiero compartir con vosotros diez cosas que hice en Córdoba, diez cosas que hacer en Córdoba.


1 - Hacerse muchas fotos. Sus patios, su callejón de las flores, sus esquinas blancas de cal, sus avenidas comerciales con luces navideñas y sus rincones con sabor a pueblo. Una de las tres capitales andaluzas 'de foto', junto a Sevilla y Granada. Andalucía es mucho más que ellas tres por supuesto, aunque sean tres ciudades 'grandes, grandes', pero hay otros muchos rincones encantadores.


2 - Visitar Medina Azahara. Ya estuve en el 2001, pero como novedad el pasado 9 de octubre se abrió un centro de recepción de visitantes, en el que puedes ver una proyección que recrea cómo era esta espléndida ciudad palatina en la época califal.


3 - Salir de fiesta. Cómo no. Estuvimos en varios bares, como el Góngora, decorado con reproducciones de los grandes escritores y pintores del Siglo de Oro español, como Cervantes, Velázquez, Murillo o Lope de Vega. Después en el Habana, de ambiente cubano y muy juvenil (Marta y Pedro, cuando leáis esto acordaros de ese garrafón), y por último en el Mamsul, un pub abierto en 2008, con diseño inspirado en la arquitectura árabe y buen ambiente. Ideal para bailotear.


4 - Ver algún mercadillo. Por ejemplo actualmente en el Paseo de la Victoria hay uno navideño. Con los puestos habituales y la decoración típica de estas fiestas. Sábado por la tarde, paseo por el mercadillo y después un ratito a descansar al hotel antes de salir a cenar y de copas.


5 - Tapear. Otro placer cordobés. Salmorejo, patatas con alioli, ensaladillas, pescaíto frito. El centro es una colmena de bares y tabernas, algunas más orientadas a los turistas, más de 'spanish tópico', y otras más auténticas. Picotear de un sitio a otro es un grandísimo placer y en cualquier esquina te puedes encontrar una sorpresa gastronómica y estética. Además por estas fechas se está desarrollando una ruta literaria de vinos.


6 - Ir a una tetería. Nosotros estuvimos en dos, también en la zona de la Mezquita. Me encantan los nombres de los tés: el viernes bebí un Brisas del Oriente y el sábado un Medina Azahara. El té es bueno para la salud y para el espíritu. Disfruten el momento y el ambiente, en la cultura del té no hay ninguna prisa.


7 - Visitar otro monumento: el Alcázar de los Reyes Cristianos. Con preciosos jardines y una colección de mosaicos romanos.


8 - Pasear. En cualquier viaje es necesario un momento para no pensar, sin hacer planes, para dar una vuelta y Córdoba tiene muchos rincones encantadores. Para brujulear (me encanta esa palabra). Una ciudad que invita al paseo, a la reflexión y a la convivencia, impregnada de su historia de mezcla de religiones y culturas.


9- Ir a los baños árabes. El viernes por la noche fue uno de los mejores momentos del viaje. Entrar en el hammán es dejar fuera todas las preocupaciones. Cuando sales, después de haber estado dentro una hora y media y de que te hayan dado un masaje relajante de 15 minutos con aceite de limón, todos los problemas parecen más pequeños.


10- Visitar la Mezquita. Por supuesto. Delicia estética, lugar de paz interior y exterior, mezcla de religiones. Arcos representativos y mundialmente famosos. El icono cordobés por excelencia. Su mihrab siempre maravilla. En una de las esquinas del exterior hay un altar con la reproducción de un cuadro de Romero de Torres. El original está en su museo homónimo. Aquí comparto con vosotros esta foto y la leyenda mariana: 'Si quieres que tu dolor se convierta en alegría no pasarás pecador sin alabar a María'.




miércoles, 25 de noviembre de 2009

La necesidad de conmemorar


En un mundo ideal no serían necesarias muchas cosas. Una de las que no sería necesaria son los días internacionales conmemorativos. Porque se supone que la sociedad estaría lo suficientemente concienciada con la violencia de género, con el sida, con la infancia, con todos los problemas que afectan a los seres humanos. Problemas que parecen tan lejanos, pero que nos pueden tocar a todos. Por eso es necesario conmemorar.
Vivimos en una sociedad enormemente simbólica. A lo largo de los siglos el ser humano ha ido evolucionando y va tomando conciencia cada vez más de que no está solo en el mundo, de que tiene una responsabilidad consigo mismo y con los demás. Por eso se han puesto muy de moda todo tipo de conmemoraciones, acompañadas de actividades educativas, concentraciones, mesas de diálogo, conferencias, discursos... Los más escépticos pensarán que sirven de bien poco, que lo importante son los hechos y el trabajo diario que se hace para acabar con todas las lacras sociales. Bien, seguramente sea así. Pero también tienen valor estos actos simbólicos que intentan que nos pongamos en el lugar del otro. Si pueden servir para que los niños reflexionen y el día de mañana sean conscientes de sus responsabilidades o para que los adultos dediquen más interés a ser solidarios o a esforzarse en ayudar a los demás, mucho mejor.
Otra historia sería el uso partidista o mediático de estos días conmemorativos. Parece que a la prensa sólo le interesan determinados hechos o situaciones una vez al año, cuando deberían mostrar un mayor interés por ir informando a lo largo del tiempo. Y en cuanto a los políticos, muchas veces acuden a estos actos para hacerse la foto reivindicando causas, cuando muchas veces lo hacen sólo para arañar un puñado de votos. También podrían ser sinceros, quién lo sabe, pero en política ya nos hemos vuelto bastante escépticos.
Una entrada de blog no servirá de mucho o incluso de nada. Pero creo que es necesario reflexionar sobre los problemas, no sólo hoy, por ser el día contra la violencia de género, si no en cualquier momento. ¿Qué puedo hacer yo para intentar poner mi granito de arena? Creo que esa sería una buena pregunta en un día como hoy. O en un día como cualquier otro.

lunes, 23 de noviembre de 2009

No hay nadie como tú

Me gustan las canciones contenedor, las películas retablo, los relatos en los que se cruzan desconocidos que al cabo de años volverán a encontrarse en la vida. Me parecen fascinantes esos listados tan completos que quieren hacernos un repaso general al mundo y sus circunstancias. Un ejemplo lo tenemos en 'Nadie como tú', la canción de Calle 13 y Café Tacuba que ilustra la campaña del suplemento del País Semanal. El vídeo nos recuerda que somos seis mil millones de habitantes y que en este mundo hay de todo. 'Se duerme de noche y se vive de día' podría valer para la mayoría de nosotros, aunque algunas personas invierten esta tendencia, tienen que trabajar por las noches y sus horas de descanso coinciden con las diurnas.

Hay muchas preguntas y pocas respuestas. Otra de las frases que más me gusta de esta canción río, llena de peces. A lo largo de la vida estas preguntas van cambiando. Pueden ir desde las más frívolas -¿qué me pongo esta noche para salir de fiesta?- a las más trascendentales, del tipo ¿qué sentido tiene la vida?, ¿nuestros actos responden a nuestra propia libertad individual o al influjo de las circunstancias externas?, ¿cómo acabará la serie Perdidos?

Y otra idea que me gusta, y que me parece completamente cierta, es que no hay nadie como tú. En el mundo hay de todo, posiblemente hay personas maravillosas que podrían ser mis amigos, pero eso nunca lo sabré. Mis amigos son los que son y estoy encantado de que así sea. Lo mismo se podría decir en el caso de la persona a la que amas... en el mundo hay seis mil millones de habitantes, gente valiente, cobarde, estupenda, miserable, triste, divertida, alegre, caótica, fantástica, débil o fuerte, pero al fin y al cabo cuando encuentras a la persona que quieres te olvidas del resto. Y seguramente haya gente mucho mejor, en todos los sentidos, que la persona con la que estás ahora... pero eso ni importa ni se te pasa por la cabeza. Cuando quieres, ya sea a un amigo, o cuando amas, ya sea a una pareja, tienes claro que no hay nadie como tú.


video

viernes, 20 de noviembre de 2009

No crezcas que es peor



'En la infancia vivimos y el resto de la vida sobrevivimos' (Leopoldo Panero)
Hoy es el Día Universal del Niño. Ya sabéis que no suelo hablar de la actualidad ni hacer este tipo de referencias, pero será que estoy sensible y me apetece incluir esta pequeña reflexión. En la mayoría de los casos pensar en la infancia, cuando eres adulto, es pensar en la época de las ilusiones, en un mundo más luminoso, en la esperanza, en la simplicidad. Una etapa de la vida en que las preocupaciones son jugar con tus amigos o irte de excursión. Un periodo de formación y aprendizaje. Lo que somos en gran parte es resultado de lo que fuimos, aunque niños que eran muy parecidos producen adultos muy diferentes.
Escucho 'We are the world', a muchos les parecerá sensiblera, pero me encanta esa canción y menudo plantel de estrellas que se reunieron. Cuando pienso en los niños, sobre todo en los recién nacidos y hasta los cuatro o cinco años, me alegra verlos tan ajenos a todo lo que el mundo contiene: ajenos a las tinieblas, los odios, todo lo negativo que hay dentro y fuera de nuestras complejas cabezas de adultos. También me alegra pensar que aún no conocen la envidia, la soberbia, la discriminación y todo lo que nos define como adultos. Y no puedo evitar pensar: son todos casi tan iguales, con sus diferencias de carácter claro, pero estos niños inocentes desde la cuna serán en unos años políticos corruptos, misioneros, sencillos hombres sin pretensiones, neuróticos, ladrones, genios del deporte, científicos, inmigrantes, santos y pecadores. Pero así es la vida, no?
En una plaza en Salamanca hay una escultura dedicada a Carmen Martín Gaite. Una placa nos recuerda una frase que se me quedó grabada. Su madre la miraba, siendo una niña, desde la ventana y le decía 'No crezcas hija, que es peor'.
Y para acabar el vínculo a una página del Movimiento Mundial a favor de la Infancia. De mayor serán lo que quieran o lo que les dejen. La vida y las circunstancias les harán magníficos o miserables, pero dejad que ahora sean niños. Y así estará bien.

martes, 17 de noviembre de 2009

Las divas de Nine en Vogue



Tenía ganas de acabar el día escribiendo un poquillo por aquí por el blog. Y muy frívolo, la verdad. ¿Tiene que haber de todo, no? Esto es un contenedor con un poquito de reflexiones, muchas divas, fotografías, relatos de viajes, referencias culturales. Y cine y moda. Esta entrada está etiquetada como cine, moda y divas. Bueno en un blog criticaban esta portada, diciendo que era un auténtico horror: que Nicole parece un travesti, que Kate Hudson parece que pasaba por allí, que Penélope bueno, no salía demasiado mal, que no hay ninguna armonía entre ellas.. vivimos en los tiempos del photoshop, ya se sabe.

El caso es que próximamente se estrenará 'Nine' en España, adaptación cinematográfica del musical inspirado en el 'Ocho y medio', de Fellini, un grandísimo director. Javier Marías dice que está sobrevalorado. Discrepo Marías. Y para un mitomanario como yo una película en la que aparecen Sofía Loren, Nicole Kidman, Judi Dench, Marion Cotillard, Penélope Cruz, Kate Hudson y la cantante Fergie, la de Black Eyed Peas, puede ser mucho. Cuánta diva junta. Como ahora cualquier película que se precie necesita promoción, posados, sesiones de fotos y muchas portadas... pues ahí va la de Vogue. Puede que la portada no sea muy armoniosa, aunque en el interior de la revista venían fotos interesantes. Más por los nombres propios que por la puesta en escena. De todas formas habrá que esperar a ver la película, que es lo que cuenta, aunque de momento nos quedamos con las fotos de esta reunión de divas. Menudo friso. No hablemos del estilismo de Fergie, por favor, ya es tarde. Por cierto espero que os guste el nuevo diseño del blog, con cabecera homenaje a Fellini precisamente. Viva la moda, el cine, el arte, las divas, Fellini, la Kidman, Penélope y la Loren!


martes, 10 de noviembre de 2009

¿Demasiada gente?


Lo bueno de Internet es que podemos buscar cualquier cosa que nos pase por la cabeza y sobre ese tema, sea el más sesudo y complejo, o sobre esa idea, la más peregrina o frívola, encontraremos cientos de referencias. Hoy quiero compartir otro mensaje crítico con vosotros, no todo va a ser hablar de ópera y de televisión. El incremento de la población mundial es un tema que desde hace décadas genera el interés de los científicos y también de los políticos. En este artículo he descubierto algunas prácticas inhumanas que se llevan a cabo escudándose en la planificación familiar. Un artículo interesante que quiero compartir con todos vosotros. Saludos!

http://www.vidahumana.org/temas/moser.html

Demasiados nombres

Llegó la hora de ser autoreferencial. No, no hablaré de mí, si no de blogs. Cuando un medio reflexiona sobre sí mismo es señal de madurez. Cuando el cine habla del cine. Cuando el contenido de la televisión es la televisión en sí misma. Con independencia de la calidad, pero siempre llega un momento en que el arte reflexiona sobre sí mismo. ¿Y todo esto a qué viene? Esta entrada no tiene mucha chicha, simplemente es para comentaros que cuando decidí crear un blog este es el nombre que me habría gustado usar, pero ya existía:

simequereisirse

Citando a la gran Lola Flores. Otros que he visto por ahí que también existen son:

andreitacometeelpollo
solosequenosenada
yaestamostodos
callemelancolia
detodolovisibleyloinvisible
nemequittepas
lanadacotidiana
barcoavenus
haygentepato (hay gente pa tó, no gente pato)

Curiosamente algunos de los citados no tienen contenido alguno. Pero creados están. Están bien los blogs, a que sí? A fecha 10 de noviembre nadie ha creado aún uno llamado pormihijamato. Que no me copien las ideas...

domingo, 8 de noviembre de 2009

Macbeth en Jerez




Hoy es el cumpleaños de mi madre y como regalo la invité el pasado jueves 5 de noviembre a ver la ópera 'Macbeth' en el Teatro Villamarta de Jerez de la Frontera. Para los aficionados a la ópera en Andalucía es una alegría este teatro, que tiene una programación de gran calidad. Con su presupuesto, mucho más limitado que el de otros grandes teatros, hace maravillas. Tiene una temporada regular de ópera, cosa que apenas hay en Andalucía, a excepción del Teatro de la Maestranza de Sevilla y, en menor medida, el Teatro Cervantes de Málaga.


Este Macbeth llegó en una producción propia y nos gustó mucho. Ya advertí a mi madre, acostumbrada a otras óperas 'más amables' que se trataba de una obra dura y oscura. Pero le gustó mucho, disfrutó especialmente en las escenas de los coros. A mí me gustó la puesta en escena, con elementos bastante sencillos y proyecciones impactantes: las brujas, la espectral aparición de Banquo. Todo en un estilo romántico, pero entendido como la sensibilidad propia del siglo XIX. También me gustó mucho la soprano jerezana Maribel Ortega haciendo de Lady Macbeth, una de las villanas femeninas más aterradoras de la literatura universal. Excelentes agudos. Y el protagonista, Macbeth, fue el barítono mejicano Carlos Almaguer, quien cumplió en este difícil papel, aunque al inicio de la función se advirtió que sufría un resfriado vírico.


Verdi compuso tres óperas inspiradas en Shakespeare: Macbeth, en 1847, revisada dieciocho años después para su estreno en París (ésta es la versión que se suele interpretar, como en este caso), Otello y Falstaff. No se ha conservado su versión del Rey Lear. Macbeth tiene una música impactante, diabólica, áspera, muy adecuada al tema que trata. Podemos ver muchos paralelismos actuales de este tema: la locura por el poder, la ambición desmedida que lleva a la locura y a la muerte. Puro teatro. Gran noche de ópera en Jerez de la Frontera.

sábado, 7 de noviembre de 2009

Los siete pecados capitales y 'Perdidos'








Esta entrada ha surgido a través de una propuesta con mi amiga Loli, quien a su vez publicará otra entrada en su blog. En su caso está siguiendo la serie al día, por tanto ha visto hasta la quinta temporada. Por el contrario yo, que la había visto hasta el momento a retazos por televisión, empecé el pasado mes de octubre el visionado por Internet y de momento voy por los primeros capítulos de la segunda temporada, así que no conozco a tantos personajes ni tengo el mismo criterio a la hora de juzgarlos. Pero por lo que conozco (poco en verdad) de ellos en este momento ésta es mi selección de siete personajes para los siete pecados capitales.



1 – Lujuria: James 'Sawyer' Ford




Está bien qué el abra esta serie, ya que iba a asociarle en varios pecados,je,je. Cuando arranca la serie es el pájaro solitario, el compañero chulesco, el hombre que sigue la filosofía de 'sálvese quien pueda'. Apenas hay referencias sexuales en lo que llevo visto de serie, pero si alguien tiene deseos sexuales ése es Sawyer. Usando sus tretas y engaños consigue enrollarse con Kate en el capítulo de la tortura. Y lo que queda, ¿verdad Loli?


2 – Gula: Hugo 'Hurley' Reyes



El más obvio de los siete. Hurley era el típico gordo simpático e inofensivo, incapaz de hacer daño a una mosca. Antes del accidente, su madre le animaba a que cambiara de vida, ya que su dinámica diaria era de la pollería al sofá de casa. Y tanto que cambia su vida, aunque eso es otra historia. Alguno de sus compañeros le reprocha que no ha perdido peso, aunque su dieta lógicamente cambia en la isla. Cuando descubre las provisiones almacenadas en la escotilla se vuelve loco. Querido Hurley, el pecado de la gula es uno de los más perdonables. Si no, que se lo digan a Homer Simpson.



3 – Avaricia: Goodwin Stanhope




Este viene un poco cogido por los pelos. A ver: es un personaje del que apenas sabemos nada, pero en la segunda temporada se infiltra en el grupo de Ana Lucía, se hace pasar por uno de ellos para pasar información a los otros. Por tanto está traicionando a aquellos que confiaban en él. Buscando la definición de los pecados capitales en la wikipedia, la avaricia incluye también la deslealtad. Así que este personaje, sin mayor pena ni gloria, queda como el avaro del grupo (ya que a Sawyer, que en la primera temporada se dedica a acumular objetos para tener poder sobre el grupo, ya lo he citado en la lujuria).


4 – Pereza: Shannon Rutherford




En los primeros capítulos de la primera temporada vemos que todos los personajes intentan ponerse manos a la obra tras el accidente de avión. Ser activos, desempeñar tareas en beneficio de la comunidad, mantener la cabeza ocupada en definitiva. Sin embargo una de las personas que no entra en esa forma de actuar es Shannon. Su hermano Boone le reprocha esa actitud cuando la ve tumbada en la playa, tomando el sol tan tranquila y ajena a cuanto le rodea. Por esos planes asocio a ella la perezosa pereza.


5 – Ira: Michael Dawson



Su gran preocupación en todo momento es proteger a su hijo. Durante la primera temporada tiene algunos episodios de ira, por ejemplo en sus enfrentamientos con Jin Soo-Kwon. En algunos momentos las circunstancias de la isla le vuelven iracundo, se muestra como un padre sobreprotector y pierde los nervios, pero siempre lo hace por su imperiosa necesidad de vigilar a su hijo.



6 – Envidia: Jack Shepard






Este me ha costado. ¿Cómo vamos a meter en el grupo de pecadores al bueno de Jack? Sí, ya sé que conforme avanzan las temporadas se va volviendo más oscuro, pero ahora mismo es el médico, el héroe, el líder (creo que más elegido por los otros que autoproclamado como tal), el yerno perfecto. De momento el bueno de Jack siente envidia hacia Sawyer, de carácter erótico-amoroso. Kate-Jack-Sawyer, ay, ese triángulo, qué buenos momentos nos ha dado, da y seguirá dando.


7 – Soberbia: Ana Lucía Cortez







Ya voy por la segunda temporada y la verdad es que es un personaje que no me cae muy simpático, aunque como todos también lleva su cruz a cuestas. En los primeros episodios, antes de contarnos una historia de su pasado, se nos presenta como la líder nata del grupo de supervivientes de la parte de cola del avión. Asume el rol que tiene Jack en el otro grupo, aunque con distintos modelos y por un motivo diferente. Muy segura de sí misma, amenazante y soberbia. Le toca hacer de 'poli mala'. Veremos cómo se desenvuelve en los capítulos que le quedan.
Anexo: Aquí os paso el vínculo al blog de mi amiga Loli para que leáis su entrada, que está genial.

martes, 3 de noviembre de 2009

Ágora



El domingo 1 fui a ver 'Ágora' y me ha gustado. Precisamente ese día el suplemento del País Semanal lleva un artículo bastante favorable de Rosa Montero, en el que critica a los críticos que han recibido de una manera bastante fría a esta película de Amenábar. Quizás ha levantado muchas expectativas, aunque como siempre entramos en el terreno de lo subjetivo. De todas formas en taquilla ha tenido bastante éxito y en cuanto al público, quizás división de opiniones.

De entrada me parece una película valiente y arriesgada por el tema elegido. Mezcla de cine espectacular y de cine de ideas. Quien vaya buscando un mero entrenimiento mientras se come las palomitas quizás se defraude. También aquel que busque algo demasiado intelectual. La película no satisfará a ninguno de esos dos espectadores tipo. Sin embargo tiene acción, tiene historia, tiene la soberbia interpretación de Rachel Weisz, tiene planos espectaculares y tiene ideas y reflexiones. Lo que no tiene es historia de amor. Bueno, maticemos: tiene bastante amor, aunque no en el sentido convencional. Tiene amor platónico, amor que no se puede consumar, amor a las ideas, en definitiva: tiene amor. Otro acierto para mi gusto es que los planteamientos sobre la astronomía, una ciencia poco tratada en el cine, se explican con una serie de imágenes didácticas y efectivas.

No se trata de profundizar en el rigor histórico de la película. Tampoco de desmontarla. No soy crítico, sólo soy aficionado al cine. Ágora es un paso más en la carrera de Alejandro Amenábar, muy grande, que ya empieza a provocar algunas suspicacias entre quienes creen que su obra genera demasiado interés. Ya empiezan a discutirlo, pero eso quizás le venga bien. No eres nadie si no tienes detractores. Ágora no se me hizo aburrida ni larga, me entretuvo y a su vez me llevó a reflexionar sobre una etapa histórica poco conocida y sobre la intolerancia, otro de los temas centrales de la obra. Me gustaron especialmente las conversaciones filosóficas y el final, emotivo e impactante. El círculo. La idea del círculo. Un paso más en la carrera de un cineasta atípico, que está llamado a ser muy grande y cuya carrera no ha hecho más que empezar. ¿Qué será lo siguiente que nos tenga reservado su mente inquieta y genial?