domingo, 14 de febrero de 2010

Rosana en La Línea

Tres conciertos en tres semanas. No está mal. Aunque luego nos quejemos de que 'en provincias' (me encanta esa expresión, de regusto arcaico) no hay tantos espectáculos como en 'la capital' (de Madrid al cielo). Pues el 30 de enero tuve el gusto de ver a Víctor Manuel, el pasado día 6 a Vanesa Martín y este viernes, día 12 de febrero, a Rosana en el Palacio de Congresos de La Línea. Los tres tienen en común que también son autores, lo cual les da esa respetabilidad y esa entrega a la música. Como decía en la entrada sobre el concierto de Martín, sus canciones te pueden llegar más o menos, te pueden gustar en definitiva o no sus propuestas musicales, pero son cantantes que se lo curran, escriben sus propios temas, reflejando su sensibilidad y su forma de ver el mundo.

Con Rosana me pasaba algo parecido que en el último concierto en San Roque. Aunque en esta ocasión sí conocía su trayectoria y más o menos su repertorio, aunque no con demasiada profundidad. La cantante canaria no es de mis artistas 'de cabecera'. De todas formas tiene repertorio suficiente como para que un concierto suyo me interese, no es de esos cantantes que tienen dos o tres canciones populares y el resto es relleno de escasa calidad. Además cautivó Rosana al público (esto no es un tópico periodístico), porque estuvo entregada, simpática, optimista y de buen rollo. Ésa es la imagen que transmite y no parece que haya pose o artificio. Es una cantante sencilla y cercana.

Además de cantar se pasó buena parte del concierto charlando, contó chistes y anécdotas. Comentó que era la primera vez que estaba en La Línea, por eso fue más condescendiente con el respetable y, por ejemplo, regaló a capella su canción 'Si tú no estás aquí', una preciosa balada. También fue muy bueno cuando al comienzo del concierto explicó una broma que hace siempre en aquella ciudad a la que llega por primera vez. Pide la complicidad del público para gastar una broma a los que llegan tarde y se acomodan cuando está sonando una canción. Cuando terminó, se despidió, ante la sorpresa de los recién llegados. Después reapareció, aclarando que se trataba de una broma.

¿Y de música? Pues bien, Rosana tiene ese estilo de cantautora pop, con algún toque rock, algo menos de folk, y ritmos latinos. Además de repasar su último trabajo discográfico, 'A las buenas y a las malas', también interpretó algunas de sus canciones más conocidas. Casi al final del recital fusionó en un popurrí sus temas 'Contigo', 'El talismán' y 'A fuego lento', con ritmo de samba y todo, animando a la gente a cantar al ritmo de Carnaval, Carnaval. Sus letras románticas tienen belleza, como 'Tormenta de arena' o 'No sé mañana'. Personalmente me gustan más sus temas lentos que los más marchosos. En resumen: un concierto entretenido, con una artista entregada, que contagia optimismo, y que hace de la sencillez, del amor y de un enfoque humanista de la vida su seña de identidad. Vámonos con un poco de alegría, con ese 'Hoy' que hizo bailar el pasado viernes por la noche el Palacio de Congresos de La Línea. Gracias por leerme. Y recordad: llegaremos a tiempo.



video

2 comentarios:

  1. Me alegro que lo disfrutaras, ya me gustaría a mí haber ido a alguno de esos conciertillos contigo. A mí también me gusta mucho la canción "Si tú no estás aquí". Un beso y nos seguimos leyendo. Un besin mi niño

    ResponderEliminar
  2. Hola corazón de melón! siento no haberte posteado antes. Leí esta entrada el domingo, pero hasta ahora no he tenido mucho tiempo para escribirte porque ando liadilla jejeje Ya sabes que no soy muy fan de Rosana, pero en concierto es cierto que gana mucho, y yo me lo pasé genial...para el recuerdo quedan momentos de maridos que acompañan a sus mujeres y se quedan dormidos, concejalas que bailan y dobles de concejales que corren para besar a Rosana jajajaja espero que no sea el último concierto al que vamos juntos. besitooos y siento mucho lo de hoy pero al final se me complicó el día ;)

    ResponderEliminar